En este momento estás viendo Perdiendo mi fe – porque soy agnóstico

Perdiendo mi fe – porque soy agnóstico

Durante gran parte de mi vida he sido creyente acérrimo en Dios. Y es que un testigo de Jehová es un fanático del tema. Admito que yo nunca fui un testigo cerrado ni tan fanático, pero si me agarraba a mi creencia en dios con fuerza. Aun siendo una persona con una mente inquieta que leía mucho sobre temas de ciencia, siempre usaba mi imaginación para tratar de justificar y encajar a dios como parte de la ecuación, aun cuando estaba claro que no lo era….

Hoy en día me defino como agnóstico… ¿que ha cambiado?

Mi viaje de despertar de la secta de los testigos de Jehová fue largo y tormentoso, viaje que comenzó realmente allá en el 2007. Hasta algún tiempo después de salir de los testigos de Jehová aún seguía creyendo en dios, pero durante mi experiencia vi cosas que me hicieron tener principios de dudas.

Existen historias “clásicas” dentro de los testigos de Jehová, historias urbanas que se cuentan como “evidencia” del poder de Jehová para buscar a sus “orejitas”. Por ejemplo, una de esas historias es la de la persona desesperada quien está pensando en quitarse la vida. La persona se arrodilla y le pide a dios que le de una señal o que le dé una respuesta para no quitarse la vida. Momentos más tarde llaman a la puerta. Al abrir resultan ser dos testigos de Jehová que traen un mensaje que le da esperanza. La persona acaba estudiando con ellos. Finalmente se hace testigo de Jehová y la vida es maravillosa… Estando dentro de la religión te crees esta historia sin cuestionarlo demasiado, pensando lo maravilloso que era dios, pero al estar investigando distintas ideas y puntos de vista, descubrí que esta misma historia se cuenta dentro de prácticamente todas las denominaciones religiosas, solo que en vez de ser testigos de Jehová que llaman a la puerta, son mormones, o la persona se encuentra con unos evangélicos, musulmanes, o sea cual sea la religión en cuestión. Esta historia parece ser “genérica”, una plantilla para ser modificada y adaptada a tu fe o ideología, es posible que sea algo que jamás haya ocurrido!

Luego estaba también el tema de cómo ayuda dios a los miembros de su “pueblo”. Siempre se escuchaba dentro de los testigos relatos de cómo Jehová había ayudado a uno u otro con diversos problemas, muchas veces estos relatos se podían leer en la publicaciones, haciendo maravillar a los adeptos del poder de su dios… pero, al igual que el caso anterior, esto resulta ser un fenómeno universal, los dioses de todas las religiones del mundo “ayudan” a sus adeptos de exactamente la misma manera. Era algo que no lograba entender. Los testigos razonan que es obra de satanas, una táctica para cegar a las personas, pero es un razonamiento que nunca me llegó a cuadrar.

Otras cosas que nunca pude entender eran, por ejemplo, porque un ser soberano “necesitaba “ sacrificios humanos… si es omnisciente, como es que no sabía que Adán y Eva iban a pecar?… y, siendo testigo de Jehová, tampoco entendía bien el tema de la prohibición de las transfusiones de sangre, y eso que casi pierdo la vida por no aceptarlos. Yo razonaba que los médicos solo hacían lo que podían que las herramientas que tenían disponibles, si a él no le gustaba, que ejerciera influencia para proveer otra solución…

Otro tema que no me cuadraba era el tema de Armagedon, más concretamente, quienes, supuestamente, iban a sobrevivir. Como podía ser que dios destruiría a una persona que había, por ejemplo, dedicado su vida a ayudar a los niños hambrientos en Africa, una buena persona, por el mero hecho de no ir a tres reuniones en la semana, ni ir llamando de puerta en puerta.

La verdad es que, desde hace mucho tiempo, tenía bastantes dudas sobre mi fe…pero, por el miedo que te infunde la religión, tratas de “enterrar” las dudas por temor a un castigo peor que la muerte.

Una vez me libre de las cadenas de la secta de los testigos de Jehová, la verdad es que perdí el miedo, me sentía libre de cuestionar las cosas, aunque al principio de salir de la secta seguía creyendo en dios…

Durante este tiempo de transición, abrí la caja de Pandora y revisite mis dudas.

Entraré en más detalle sobre estos temas en otros artículos, pero el resultado de todo lo que descubrí fue llegar a la lógica conclusión de que la Biblia no tiene ningún origen divino, sino que era un libro de mitología escrito por hombres ignorantes.

Conclui que dios no era más que “el mago de oz “… hombres tras una cortina de mentiras, tocando botones y tirando de palancas para manipular a las personas.

Dios es como el mago de Oz… una herramienta, botones y palancas que se usan para manipular a la gente.

Después de esto me puse a mirar más de cerca ideas científicas como la teoría de la evolución.

Los testigos de Jehová, al igual que cualquier otra religión fundamentalista, tachan categóricamente la evolución de mentira. Usan clásicos argumentos como el de la casa o el reloj para tratar de mostrar que es imposible que la vida no puede existir sin un creador.

Pero aprendí que estas eran una de una larga lista de falacias lógicas usadas por las religiones para defender sus posturas. (Pueden leer sobre el argumento del relojero aquí)

Analogía del relojero, uno de falacias lógicas utilizadas por la religión para justificar sus ideas.

Descubrí que, al contrario de lo que enseñan los testigo de Jehová (y supongo que la mayoría de las religiones y sectas parecidas) si existen pruebas reales verificables que demuestran que la evolución es un proceso biológico real. Hoy en día no es difícil encontrar información, solo basta con una búsqueda en internet para encontrar fuentes fiables de información verificable (aquí por ejemplo).

Ya en este punto, pocos meses después de haberme salido de la secta, estaba más que convencido de que todo lo que me habían enseñado, todo lo que había creído, no eran más que mentiras…

Aun así me resisto a denominarme a mi mismo ateo. Leo mucho sobre temas “espirituales “ (nada que ver con ninguna religión). No creo en la biblia ni mucho menos en su dios, pero si pienso que hay “algo más, entrare más en este tema en otros artículos. Puedo estar equivocado, claro está, pero creo que esta forma de pensar no la dejaré atrás nunca.

Así que aquí estoy, un agnóstico libre de una secta y de la opresión religiosa…

Alex Cooper

Ex-TJ, Agnóstico, humanista, Blogger, aspirante a escritor y tipo con barba.

Deja una respuesta